El segundo día del festival se anticipaba interesante. Tras darme un paseo por la zona de grafitti para ver como estaban las obras que había visto empezadas del primer día, me dirigí al escenario principal que, como en el día anterior, es donde estaba la chicha, lo gordo del festival.

Al llegar estaba actuando Booba, un MC francés que la verdad es que era bastante aburrido. pero perfecto para tomarme una cerveza en la zona de prensa y tomar posiciones para el concierto siguiente: Mala Rodriguez.
Mucho tiempo llevaba yo esperando para echarle un vistazo en concierto a esta mujer y la verdad es que mis expectativas se vieron plenamente cumplidas en cuanto ella subió al escenario.

Un DJ bastante bueno, unos visuales de calidad y la Mala salió al escenario acompañada por el ya habitual Kultama y por otro MC cubano que le dieron adecuadamente la réplica a la Mala, con sus voces más graves y pesadas, en contraposición a la voz más aguda y melódica de esta.

Un temazo tras otro y hasta los temas del nuevo disco “Malamarismo”, aparecido recientemente, eran coreados por el público. Un concierto muy animado, con mucha actitud y ritmo y con la gente del público volcada con la Mala y sus acompañantes. Muy satisfactorio. Además esta chica canta de un modo espectacular, dandole un feeling tremendo a los temas que interpreta.

Después de este pedazo de concierto, venía la estrella americana de la noche, Ja Rule. Una pena que se cayera del cartel Nas, al que yo veía más adecuado para este festival. La verdad es que no tenía muchas esperanzas en Ja Rule, pero cuando el concierto comenzó, con su Dj animando al personal y caldeando el ambiente, me pareció que igual estaba bien.
Cuando Ja Rule apareció en escena, con una botella de champán en la mano y esa pose de macarrarería fue impresionante. y los primeros temas sonaron duros y contundentes. Pero según fué avanzando el concierto mis sospechas se hicieron ciertas y el sonido derivó en un pastiche de R’n’B del que tan de moda está en los USA, con voces femeninas sampleadas y volviéndose más empalagoso por momentos. Decepcionante.

Y al igual que la anterior noche, no eran los extranjeros sino los nacionales los más esperados del festival. SFDK salieron al escenario con una introducción de Acción Sanchez a los platos, para que a continuación apareciese Zatu, acompañado de Puto Loco, su acompañante habitual en directo, a repatir estopa de la buena con acento andaluz.

Metieron caña y tocaron bastantes cosas de su nuevo álbum, “Los Veteranos”, que acaba de salir a la calle. Sonaron bien y estuvieron divertidos, pero les faltó un poco de fuelle. La última vez que les ví fue en el primer Cultura Urbana,hace dos años. Estaban con el disco “2005” calentito y debajo del brazo, y salieron a matar y a demostrar que erna los mejores. Tras dos años, parece que ya no tengan nada que demostrar, y que se está muy cómodo en la cima. Sin duda no fue su mejor concierto, pero estuvieron a la altura.

Y con esto y un bizcocho…. hasta el pŕoximo Cultura Urbana.

Muchas gracias a la organización, por ponernos todo tan fácil a los periodistas y por una de las zonas de prensa más comodas que he visto jamás.

Categories: Conciertos, Festivales, Varios

Leave a Reply