Parece que año tras año el Universimad se afianza como una de las propuestas más interesantes de la música en vivo. De hecho el caudal de visitas que se ha originado estos días hacia esta página, a raiz de publicar primero el avance del cartel y luego el cartel definitivo, ha sido sorprendente.

El martes 15 de mayo a las 12 de la mañana comenzó el maratón musical de 12 horas, pero nosotros no le hechamos las narices suficientes para estar allí a esas horas. Tras analizar lo que nos perdíamos y decidir lo que realmente queriamos ver, sacrificamos concierto que seguramente estarían bien, como Deluxe y Los Ministers, para llegar descansados al meollo del asunto. Es decir, que a las 18:30 estabamos entrando en el recinto, deseosos de que llegasen las 19 h. para ver a la gran sorpresa del día: los marroquíes Darga.

Ya los habiamos escuchado, hemos pinchado reitaradamente en la radio los temas de su álbum y queríamos ver como se desenvolvían en directo. Y llegó.

Los de Casablanca son un grupo formado por unos 10 componentes, entre sección de viento, percusión, guitarras bajos y teclados. Además están los dos cantantes que se van alternando a lo largo de los temas, lo que les da un dinamismo hiphopero muy divertido. Y es que no paran, oiga. No dejaron de correr y saltar por el escenario durante la hora que nos deleitaron con su música. ¿Que música hacen? Pues un punto medio entre unos Zebda, pero más árabes, y unos Dusminguet sin acordeón.
Triunfaron, y pusieron a todo el festival a bailar pese a que el sol pegaba duro todavía a quellas horas de la tarde. Fueron la sorpresa del festival, porque aquí todavía se están dando a conocer, pero han entrado por la puerta grande. Esperemos que esta actuación les sirva como carta de presentación en Madrid para que les traigan a tocar a menudo.


Tras su actuación comenzó el momento de las músicas populares y de raíz, la hora del programa “Trébede” de Radio 3. Y nos trajeron a dosgrupos muy distintos, aunque ambos venidos del norte de españa. En primer lugar tocaron los R Ke R, grupo de músicas tradicionales del País Vasco, que con acordeones, flautas, txalapartas y panderetas, y un repertorio a base de jotas y cánticos populares animaron al público y dieron un concierto de lo más animado y divertido. Tras media horita de concierto, subio al escenario la gaitera Cristina Pato, que con sus pintas de rockstar contrasta con la habitual estética del intérprete de músicas tradicionales.

Un concierto muy cañero para estar conducido por una gaita, pero Cristina toca su instrumento como si fuese una guitarra eléctrica y le da a la música tradicional un matiz totalmente diferente al que el resto de músicos folk pueden dar.
Gran concierto, pero sólo de media hora, ya que los tiempos estaban muy ajustados para adaptarse a los horarios de los programas de Radio 3.

Los siguientes en aparecer por el escenario fueron el combo electrónico-mestizo del Raval barcelonés: 08001
El primer disco de este grupo fue bastante interesante y aún no he escuchado el nuevo que acaban de sacar, pero me apetecía ver como se lohacía en directo. Y fue un poco decepcionante. Son un montón de músicos y meten menos carga electrónica en directo de lo que me esperaba, pero suenan un poco lentos y demasiado ambientales. Me recordaron un poco a Chambao. Sonaban bien pero me aburrieron un poco.

Y por fin el plato fuerte del festival: Kiko Veneno.

Y también una pequeña decepción. A Kiko le faltó fuelle. Y pese a tocar sus clásicos y empezar el concierto con “En un Mercedes Blanco” y “Memphis Blues Again” fue todo el concierto como a medio gas. Como siempre él y su banda tocaron impecablemente bien, pero parecía que les faltasen las fuerzas. Una pena. Pero como todavía queda Kiko Veneno para rato, confiaremos en verle mejor la próxima vez (seguramente en las fiestas de Hortaleza…).

Después de esto, ya no nos quedamos a ver a los Skizoo y a casita a descansar…

Categories: Conciertos, Festivales

2 Responses so far.

  1. hundredfires dice:

    Opino lo mismo sobre Darga (a los que escuché desde fuera), 08 y sobre Kiko, al q, además, no se le oía.
    No presté mucha atención pero creo q los Babasónicos también se quedaron un poco flojos (para lo q yo esperaba)
    Mi enhorabuena a No Reply ganadores del Rock Villa de Madrid, que también sonaron bastante bien a pesar de tocar poco.
    Y quiero quejarme porque este año no dejaran meter bebida, q no es q fuera a tajarme, pero si estás allí 8 horas (de 15 a 23 p.e.)como te pilles minis a 5€ creo q era pues te sale bastante cara la broma, y x el pasillo de seguridad que impedía colarse a la gente,hay mucha gente q pilla entradas de sobra q luego no utiliza, creo q este año había más gente fuera que dentro.

  2. Anonymous dice:

    Los Ministers estuvieron muy bien, y contaron con la ventaja de que a la hora en que actuaron el sol quedaba por detrás del escenario. Iratxo tocó un escaso cuarto de hora…

Leave a Reply