Los primeros desde Cantabria presentando su nuevo LP; los segundos, con varios cántabros emigrados en su formación, haciendo las labores de teloneros y presentando al público su particular y personal propuesta. La sala, vieja conocida del que suscribe, a tres cuartos de entrada, con el ambiente apropiado y una noche sobresaliente en cuanto al sonido se refiere.

No puedo ser imparcial y tampoco quiero. A Tasty Grooves les conocí por azares del destino y su propuesta musical me encanta. Reggae que no suena a reggae, toques de funk, soul y cierto aire psicodélico. Un sonido muy personal, con los arreglos cuidados al límite, unas melodías vocales complejas y perfectamente elaboras y unos pasajes instrumentales donde el dub se da la mano con la experimentación más cercana al progresivo. A mí me encantan y de ahí que me sea imposible ser imparcial.

Smooth Beans, que pueden ser considerados la banda revelación de la temporada en lo que a sonidos de ascendencia jamaicana se refiere son, además de amigos, un pedazo de grupo. Teniendo las cosas muy claras, el grupo cántabro apuesta por un rocksteady y un reggae de finísima factura. Melodías vocales que suenan a los tríos vocales jamaicanos  (¡no en balde son la primera banda a la que vi calentando voces antes de subir a un escenario y eso se nota!), unos arreglos de percusión elegidos con muy buen gusto pues no saturan en ningún momento, unas guitarras (tanto la rítmica como la solista) que no fallan, una sección de ritmos contundente y unas teclas que ganan enteros con cada concierto pueden considerarse sus señas de identidad.

Esto nos pone en situación para entender qué se vivió el 5 de Febrero en el Wurlitzer Ballroom , sala que si bien es cierto que no programa conciertos de este rollo con asiduidad cuando lo hace los escoge con muy buen gusto.

A las 22:30 de la noche salían Tasty Grooves y para mi sorpresa interpretaron su repertorio con un punto más de “chicha”, entendiendo perfectamente cuál era el público al que se enfrentaban. El respetable respondió al estímulo y si bien es cierto que al principio se mostró un tanto frío, según iban cayendo temas la cosa se iba calentando. Así, cuando los músicos abandonaron el escenario la respuesta fue unánime: aplausos y vítores para Tasty Grooves. A resaltar entre otros el tema instrumental ‘Where is my panda?’ y su canción sobre los C.I.E’s (Centros de Internamiento para Extrajeros) ‘A change must come’ que señala que el grupo tiene las cosas claras tanto en lo musical como en lo político y social y que arrancó aplausos de apoyo entre el público.

Tras algo más de una hora de repertorio (tal vez un tanto largo para un grupo que hacía las veces de telonero), los Tasty daban la vez a Smooth Beans, el grupo al que todo el mundo estaba esperando.

Presentando su nuevo LP ‘At low Fyah’ grabado y producido por Roberto Sánchez en los Estudios Lone Ark y editado por Liquidator, los Beans se plantaban por tercera vez en la capital. Se dieron a conocer en Madrid teloneando a Upsessions, presentaron su single ‘Cantabria’s finest’ en compañía de los Sally Brown y ahora aparecían en el escenario de un Wurlitzer Ballroom abarrotado que estaba literalmente ansioso por disfrutar de su directo.

Una intro instrumental y acto seguido ‘Our train’, video-single del disco que alcanzó las dos mil visitas en la red en apenas unos días, y eso se nota porque el público canta y pide la coreografía. La puesta en escena por parte de los Beans es impecable. Y no me quedo en el uniforme, voy un poco más allá. Rudy King es un auténtico frontman. Arenga al público exigiéndoles una respuesta y el público se deja seducir y responde sin dudarlo. Esa conexión no es fácil de conseguir, nada fácil, y creo que con esto lo digo todo. Fran, guitarra solista, por momentos parece que esté tocando en Thin Lizzy. No hace aspavientos manieristas ni alardes espectaculares propios de un ‘guitar hero’, pero no se está quieto y eso le da mucha fuerza al directo. La sorpresa de la noche me la dio Chitín a las teclas. En lo musical una interpretación increíble y en lo visual fue sin duda su mejor noche. De colchón, ahí en el fondo del escenario Juanra, Ufo y el Coronel, concentrados e impasibles proporcionan la base sobre la que se construye el sonido de la banda.

En cuanto a la reacción del público… se nota que venían con ganas por cómo corearon canciones cómo ‘The Road of Cherokee’, ‘At low Fyah’ o ‘Na, na, na’. Simplemente imponente tanto banda como público.

Una gran noche que esperamos que se repita pronto, muy pronto.

Devuelvo la conexión al estudio de Radio Carcoma.

Semi 2tone, de Concrete Jungle Sounds, para  A Mestizarse!!!.

Videos:

* Tasty Grooves – A Change must come

* Tasty Grooves -Psicodelic Skank

* Smooth Beans – Intro + Our Train

* Smooth Beans – At low fyah

Leave a Reply