Habiamos tenido la suerte de tener a este grupo catalán hace bien poco con nosotros, y después de ese increible concierto que dieron y sabiendo que han ampliado la formación con vientos, acordeón, y que seguramente traerń nuevos temas, las ganas de verles eran aún mayores.

Unos días antes me puse en contacto con ellos para concertar una entrevista antes del concierto y no hubo ningún problema, parecían bastante majetes.

Y el día de autos allí nos encontrábamos el Destacamento de Conciertos de Radio Carcoma, formado por Jorme y Mar (La Ducha Fría), Pablete (Los Ekis), el Señor Luis (Laprisamata) y Mr. Smith (Comparteelarte. com), acompañados de amigos y miembros de Canteca de Macao (un saludo para Zulo y Anita). Estuvimos tomando unas cañitas en la calle Lavapiés esperando el gran evento que se iba a desencadenar en el Juglar, sala que iba a visitar por vez primera.

La expectación por el grupo era palpable, gente en la puerta de la sala esperando, preguntando por las entradas y con el nerviosismo a flor de piel. Llegó la hora de la entrevista. Hablamos con Rubén, guitarra y voz de la pegatina, y nos enseña el garito y que todavía no habían probado sonido. Nos pide que volvamos tras la prueba porque todo se está retrasando un poco. Sin problemas. La primera impresión es que en efecto son bastante simpáticos. Tras la prueba, y con todos el mundo agolpado a las puertas del garito y dentro, Jorme y un servidor nos disponemos a grabar la entrevista que en breve será emitida y colgaremos en la web del programa.

Y la tras unos diez minutillos de entrevista constatamos lo que nos había parecido en un principio: son unos tipos encantadores y nos trataron maravillosamente bien. Estuvieron muy simpáticos y dicharacheros y nos contaron muchísimas cosas sobre esta gira que acaban de comenzar, sobre sus intenciones de entrar al estudio en septiembre, porque no les dejan que acaben ninguna gira,sobre su experiencia en el anterior bolo en madrid junto a los Funkus y sobre como han alucinado con el público madrileño.

Llega el final de la entrevista y con esto el momento más tenso: comienzan a calentar voces y físicamente, toda la banda haciendo estiramientos y pegando saltos. Les pregunto por su rutina antes de los bolos y me confiesan que no beben una gota de alcohol y que se cuidan mucho en la gira, para poder estar al 100% y poder darlo todo encima del escenario. Una vez más demuestran una actitud de respeto hacia su público y me sorprende la profesionalidad de una banda que lleva poco tiempo sobre los escenarios.

En esos momentos conocemos al mítico Tomasín que como encargado del puesto de Merchandising y amigo de toda la banda, les acompaña alla adonde vallan. Un tipo super majo y que no deja de cantar y hacer coñitas para animar al personal.

Llega la “hora H”. La banda se mete al camerino, Tomasín a supuesto y se abren las puertas para que la gente valla entrando. A los 15 minutos empiea a sonar la sintonia que da la entrada al grupo, aunque la sala no está llena aún, pero la gente no deja de entrar. 10 Minutos después el lleno es absoluto. Y salen a muerte. En efecto, como nos dijeron en la entrevista, tocan sin parar. Apenas hacen un pequeño parón de 15 segundos al finalizar alguno de los temas y suele ser para fortalecer el efecto dramático en la entrada del siguiente tema. Increibles, derrochando fuerza y diversión a raudales. El sonido de la banda es mucho más compacto si cabe que en la visita anterior y sobre todo la incorporación del acordeón le dá mucha más homogeneidad a la banda.

También se ha incorporado un trombón, el alemán Alex, que hace un papel muy digno, aunque que anuncian que sólo les está echando una mano sustituyendo a otro componente. Sin parar, montando un tema sobre otro al estilo Manu Chao, metiendo guiños a temas de otras bandas (la incorporación de esas frases de “Vasos Vacios” de los Fabulosos Cádillacs es impagable) y dando un pedazo de repaso a su repertorio y a temas nuevos muy buenos, la hora y veinte minutos se nos pasó volando. Tras cerrar con su versión de “Volando Voy” ya intentaban despedir el concierto cuando, tras la ovación del público y que este coenzase a entonar una canción del grupo que no habian tocado, no pudieron resistirse y la continuaron una garra y una emoción muy especial. Se le vió emocionados, divirtiéndose y divirtirndo al personal.

Se les vé como una banda que disfrutan con lo que hacen, que quieren a su gente y que les brindan lo que desean, música en directo interpretada con pasión y ganas, disfrutando mientras lo hacen. Esperemos que conserven esa actitud siempre. Un auténtico 10.

Muchas gracias a La Pegatina por su concierto y por abrirnos las puertas en todo momento.

Escuchando: Detroit Cobras Cha Cha Twist

Categories: Conciertos, Entrevistas, Varios

2 Responses so far.

  1. Laprisamata dice:

    Como nos lo pasamos!
    Muy buena la crónica del concierto Kike!

  2. Bea dice:

    Sí, fue un conciertazo. Un poco apretaillos (público y grupo), pero un conciertazo! jajajaj.

Leave a Reply